Investigadores del Departamento de Geofísica se adjudican cuatro proyectos en concurso Fondecyt Regular 2021 (Noticias DGF U. de Chile)

118

Los académicos Eduardo Contreras-Reyes, Daniel Díaz, Sebastián Riquelme y René Garreaud obtuvieron recursos para desarrollar estudios sobre geofísica marina, volcanología y meteorología.

Cuatro proyectos sobre geofísica marina, volcanología y meteorología presentados por académicos del Departamento de Geofísica (DGF) se adjudicaron el financiamiento de la convocatoria 2021 del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID).

Se trata de las iniciativas, “Structure of the Carnegie, Malpelo and Tal Tal Ridges along the oceanic Nazca and Cocos plates: implications for hotspot magmatism and lithospheric deformation”, de Eduardo Contreras-Reyes; “Magnetotelluric monitoring of Villarrica and Llaima volcanoes, two hazardous volcanoes in the Southern Andes”, de Daniel Díaz; “Regional Automated Final Fault Inversion of Seismic and Geodetic Data and Real Time Tsunami Modeling: Towards 10-minute solutions”, de Sebastián Riquelme; y “Zonal Atmospheric Rivers Landfalling South-central Chile: Mechanisms and Impact”, de René Garreaud.

La obtención de fondos estatales para desarrollar proyectos sobre Ciencias de la Tierra fue calificada por los académicos del DGF de la Universidad de Chile como una excelente noticia.

“Dado el alto número de postulaciones y la exigencia que aumenta año a año, considero que es un logro muy valorable”, dijo el profesor del DGF e integrante del Proyecto Anillo INSUD, Eduardo Contreras-Reyes.

El académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile explicó que su iniciativa, “Structure of the Carnegie, Malpelo and Tal Tal Ridges along the oceanic Nazca and Cocos plates: implications for hotspot magmatism and lithospheric deformation”, busca impactar a la sociedad científica de Ciencias de la Tierra a nivel mundial por medio del estudio de las cordilleras submarinas de Carnegie, Malpelo y Tal-Tal que se ubican frente a las costas de Ecuador, Colombia, y Chile respectivamente.

“Creemos que analizar los datos geofísicos de estas estructuras nos permitirá comprender mejor su configuración sísmica, y evolución, además de las propiedades mecánicas de la listósfera oceánica en la cual se encuentran”, afirmó el académico del DGF.

Por su parte, el académico del DGF y director del Proyecto Anillo INSUD, Daniel Díaz, explicó que con su proyecto, “Magnetotelluric monitoring of Villarrica and Llaima volcanoes, two hazardous volcanoes in the Southern Andes”, buscará probar un nuevo parámetro de monitoreo volcánico para dos de los volcanes más activos de Chile —Villarrica y Llaima— con apoyo de SERNAGEOMIN (Servicio Nacional de Geología y Minería) y de un grupo de vulcanólogos de Canadá, Alemania y Japón, que cuentan con experiencia en este tipo de metodologías.

“El trabajo que se realizará en los volcanes Villarrica y Llaima será el primer intento de monitoreo magnetotelúrico en volcanes chilenos, algo que desde hace un tiempo se ha estado probando en Japón y Hawaii con interesantes resultados”, precisó. Consultado sobre su impresión acerca de la selección de su propuesta, el profesor Díaz reconoció estar muy contento. “La postulación a este proyecto se realizó durante 2020, un año complicado para todos y todas quienes participamos en estos concursos. Me siento feliz de que esta idea haya sido seleccionada, no solo porque, desde el punto de vista académico, es interesante probar nuevas técnicas de monitoreo, sino también porque creo que será un aporte para el SERNAGEOMIN, institución encargada de la red nacional de vigilancia volcánica”.

Estudio de tsunamis y ríos atmosféricos

Para el académico del DGF, Sebastián Riquelme, la adjudicación del Fondecyt Regular 2021 para su proyecto “Regional Automated Final Fault Inversion of Seismic and Geodetic Data and Real Time Tsunami Modeling: Towards 10-minute solutions”, constituye un reconocimiento que permitirá traspasar los resultados de su investigación a la sociedad. “El objetivo de este trabajo es confeccionar una base de datos uniforme para grandes terremotos y automatizar, lo antes posible, el modelamiento de tsunamis, a través de tecnologías como GPS en continuo, strong motion y sismómetros de banda ancha”, confirmó el jefe de Operaciones del Centro Sismológico Nacional e investigador asociado del Programa Riesgo Sísmico.

Sebastián Riquelme añadió que su propósito es conocer las propiedades de la fuente sísmica con la mayor rapidez y exactitud posible para estimar qué zonas serán las más dañadas por un tsunami, tras la ocurrencia de un gran sismo. “Actualmente, el modelamiento de falla finita y tsunamis demora entre una y dos horas, pero la idea es que, tras la ejecución de este proyecto, este requiera solo unos minutos. Incluso, queremos ir un paso más allá y analizar el comienzo de las rupturas tectónicas para pronosticar, de ser posible, cuanto podría llegar a crecer un terremoto y posterior tsunami”, adelantó.

En la misma línea de mitigación de desastres, el académico del DGF y subdirector del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), René Garreaud, afirmó que el objetivo del proyecto, “Zonal Atmospheric Rivers Landfalling South-central Chile: Mechanisms and Impact”, apuntará a conocer las consecuencias de los ríos atmosféricos. “Voy a estudiar el impacto de los ríos atmosféricos al llegar a la costa de Chile. Estos ríos corresponden a filamentos de fuerte transporte de humedad desde el Pacifico y pueden tener efectos benéficos o perjudiciales dependiendo de su intensidad y duración”, aclaró el académico del DGF.

Acerca de la adjudicación del proyecto, René Garreaud declaró sentir una gran satisfacción. “Esta idea la presenté inicialmente al concurso de 2020 y tenía muchas esperanzas de obtener financiamiento, pues lo había armado con ideas muy claras y novedosas. Sin embargo, esa propuesta no prosperó, pues mi proyecto anterior había sufrido un retraso en su finalización”, relató.
Fue a mediados de 2020 cuando, luego de apelar sin éxito, se atrevió a repostular su proyecto, en medio de la pandemia del Covid-19. “Estoy muy contento y satisfecho porque, finalmente, el proyecto pudo ser evaluado y financiado”, afirmó el profesor René Garreaud.

El concurso Fondecyt Regular 2021 adjudicó financiamiento a 590 proyectos de investigación. Cada uno de ellos será respaldado por un período de entre dos y cuatro años con un presupuesto que bordeará los 50 millones de pesos por cada año de ejecución.

Leer en Noticias DGF U. de Chile.