Las olas de calor en los lagos pueden ser tan frecuentes que se volverán permanentes (El Mercurio)

168

El fenómeno se reflejaría en el aumento de temperatura del agua que, a diferencia del aire, retiene por mucho más tiempo el calor. Ello afectaría a las epecies que viven en los lagos, intensificaría la aparición de microorganismos tóxicos e, incluso, afectaría el turismo.

Por Lorena Guzmán

Aunque se conoce bastante bien cómo se calientan la atmósfera y los océanos por el cambio climático, poco se sabe sobre lo que pasa con los lagos. Pero un grupo de científicos descubrió que el efecto en ellos sería peor del pensado. Para finales de siglo, las olas de calor en las massas de agua dulce podrían aumentar su temperatura promedio sobre los 5 °C, pero también su duración se extendería.

Leer en El Mercurio.