Olas de calor en invierno: Más frecuentes e intensas debido al cambio climático (El Desconcierto)

201

En la zona central del país, se espera para la semana que viene una ola de calor con temperaturas de cercanas a los 30 grados Celsius, en medio del invierno más seco en 60 años para esta zona del país. Aunque no son un fenómeno nuevo, el contexto del planeta es más cálido debido al calentamiento global, lo que facilita la ocurrencia de olas de calor en invierno, alertan expertos.

En el último mes, se han tomado las noticias sucesos como las intensas inundaciones en Europa Occidental o la ola de calor extremo en Norteamérica, ambas con resultado de cientos de muertes. El cambio climático se deja ver en distintas partes del mundo, y Chile no es la excepción.

En la zona central del país, se espera para la semana que viene una ola de calor con temperaturas de cercanas a los 30 grados Celsius, en medio del invierno más seco en 60 años para esta zona del país, según analizó la Dirección Meteorológica de Chile. Aunque no es un fenómeno nuevo, el cambio climático aporta un escenario propicio para que se suceda más frecuentemente.

“Se observa una tendencia en Chile central de olas de calor más frecuentes y más intensas. El calentamiento global influye al imponer una condición de fondo favorable para más altas temperaturas. Cuando el cambio climático no era tan pronunciado también podíamos tener olas de calor en invierno, pero ahora es más fácil porque hay un contexto más cálido de fondo”, explica el investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2) y académico de la Universidad de Concepción, Martín Jacques.

Así, las condiciones atmosféricas que se configuran para llegar a olas de calor, al sucederse en un contexto de cambio climático se superponen los efectos lo cual nos lleva a un evento más extremo, según explica el académico. “Tener varias olas de calor en invierno no es fácil de atribuirse directamente el cambio climático. Pero sabemos que debido a este hay una frecuencia a que ocurran más frecuentemente y con mayor intensidad”, agrega.

Cambio climático en otros escenarios

Según Martin Jacques, el hecho de tener un invierno con olas de calor no necesariamente nos puede llevar a concluir que este verano va a ser más cálido que de costumbre. “Todavía es muy pronto para proyectar si luego de este invierno cálido y seco, el verano será igual. Hay variaciones del clima que pueden ocurrir en los próximos meses. Lo que sí vemos en Chile central es una tendencia a que los veranos también sean más cálidos. Si pensamos en una persistencia de esa tendencia, es de esperar que este verano, como cualquiera de los que venga, sea más caluroso”, explica.

Mientras Chile vive un verano caluroso, del otro lado de la cordillera, en Brasil y el Río de la Plata, se viven olas de frío intenso. “Muchas veces la configuración atmosférica que genera calor en Chile puede generar condiciones de frío en el noreste de Argentina y Uruguay”, explica.

Las olas de frío vividas en distintas partes del mundo han llevado a negacionistas del cambio climático a cuestionarlo, como sucedió con Donald Trump en el 2018, quien puso en duda el cambio climático a raíz de la ola de frío que se vivía en Estados Unidos en ese momento. “Hay que tener presente que el calentamiento global no es inconsistente con eventos de frío extremo. Los eventos extremos de todo tipo son muy frecuentes en un clima que cambia y se espera que haya cada vez más eventos extremos, incluso de frío”, señala Jacques.

Leer en El Desconcierto.