Profesor Nicolás Huneeus viaja a la Antártica en busca de microorganismos y elementos contaminantes en el aire (Noticias DGF U. de Chile)

119

El académico del Departamento de Geofísica permaneció cinco semanas en isla Robert como parte de una delegación del proyecto Anillo, Polarix, del cual forma parte como investigador asociado.

Una campaña en terreno para tomar muestras de aire en la Antártica realizó el académico del Departamento de Geofísica (DGF), Nicolás Huneeus.

El profesor Huneeus permaneció cinco semanas en la base científica Luis Risopatrón, de la isla Robert, como parte de una delegación de científicos del proyecto Anillo sobre transporte de microoganismos y elementos contaminantes desde y hacia la Antártica, Polarix, del cual forma parte como investigador asociado.

“Este viaje debió realizarse en 2021, pero debió ser postergado hasta 2022 por causa de la pandemia del Covid-19”, dijo el académico del DGF.

Nicolás Huneeus precisó que sus tareas como integrante de Polarix incluyeron estar a cargo de una estación meteorológica, manipular instrumentos para tomar muestras de aire en filtros y manejar una sonda meteorológica facilitada por el académico del DGF, René Garreaud, que fue conectada a un dron para realizar perfiles verticales de temperatura, humedad relativa y presión.

“Estudiar el transporte de microorganismos hacia la Antártica contribuirá a comprender la circulación de las masas de aire en esta región”, dijo el académico del DGF, Nicolás Huneeus.

“Tomará varios meses analizar los datos recolectados, en especial los filtros utilizados”, adelantó el académico del DGF, quien aclaró que el grupo de investigación Polarix “está examinando la hipótesis de un eventual transporte de microorganismos y contaminantes desde América del Sur hacia la Antártica”.

Esta hipótesis, agregó el académico del DGF, se sustenta sobre observaciones previas, que serán ratificadas o descartadas, tras el análisis de las muestras recogidas. Un estudio que será complementado por la investigación que actualmente realiza la estudiante del Magíster en Meteorología y Climatología de la Universidad de Chile, y participante del proyecto Polarix, Lisett Celle.

Al referirse a la relevancia de la investigación, el profesor Nicolás Huneeus manifestó que “estudiar el transporte de contaminantes y microorganismos hacia la Antártica contribuirá a la comprensión de la circulación de las masas de aire en esta región”.

En esta línea, el académico subrayó que, si bien hasta ahora el estudio se ha concentrado en el transporte de polvo desde el hemisferio sur hacia la Antártica, “no son muchos los trabajos de investigación centrados en el transporte de microorganismos hacia este lugar del mundo”.

“Esta investigación tiene el desafío de detectar estos microorganismos y simular los procesos involucrados en su transporte. Una vez que obtengamos los resultados, será interesante conocer si es que hay un tipo de conexión entre la composición de la atmósfera en Antártica y Sudamérica y, en caso de existir, estudiar cual es el mecanismo de este transporte”, recalcó.

Finalmente, al ser consultado por la experiencia de participar en una campaña en terreno en la Antártica, el académico del DGF reconoció que fue una experiencia única.

“Esta fue mi primera vez en la Antártica y en una isla donde no había nada más. Si bien la convivencia humana pudo ser un factor limitante, afortunadamente nos entendimos bien hasta el final. Por otro lado, recolectar y medir datos en un lugar tan aislado es una experiencia bastante impresionante porque, si falta algo, no es posible ir a la esquina y comprar lo que se necesita. En este sentido, es una invitación a la creatividad y a poder arreglárselas con las cosas que se tiene a disposición”, concluyó.

Leer en Noticias DGF U. de Chile.