René Garreaud y proyección de altas temperaturas para el verano: “Se va a superponer la señal del cambio climático y la señal del Niño” (Radio U de Chile)

471

En todo caso, el director del CR2 de la Universidad de Chile aseguró que es imposible proyectar a cuánto ascenderán las temperaturas o que días serán más calurosos. “Nadie podría decir: el 5 de enero va a ocurrir», advirtió.

Un estudio de la Universidad de Talca proyectó que este verano será uno de los más calurosos de los que se tenga registro, con temperaturas sobre los 40 grados en ciudades como Chillán y Los Ángeles.

Para abordar este tema, Radio y Diario Universidad de Chile conversó con el director del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), René Garreaud, quien advirtió que el cambio climático no es el único factor detrás de las olas de calor.

“Cuando uno mira los registros, uno ve dos cosas: por una parte hay una tendencia más o menos suave asociada al cambio climático, del orden de unas décimas de grado por década (…) Ahora, uno ve veranos que son muy distintos entre ellos y eso es lo que nosotros llamamos la variabilidad natural, que se superpone a la señal del cambio climático y está muy asociada a cosas que pasan en el océano durante años del Niño, como el que estamos viviendo ahora”, explicó.

En otras palabras, “todo va a sumar en este caso, se va a superponer de manera constructiva la señal del cambio climático y la señal del Niño”, dijo Garreaud.

En todo caso, el director del CR2 señaló que es imposible proyectar con precisión a cuánto ascenderán las temperaturas o que días serán más calurosos.

“Esos eventos es imposible pronosticarlos. Pueden ocurrir y hay una cosa que nosotros siempre ocupamos en ciencias de la tierra, que es que si algo ocurrió, va a ocurrir de nuevo. Esto ha ocurrido en la historia, este verano tuvimos temperaturas súper altas, un par de días sobre 40 grados, así que uno no puede descartar de que vayan a ocurrir, pero tampoco es un pronóstico”.

“Nadie podría decir: el 5 de enero va a ocurrir tal cosa o vamos a tener cinco de estos eventos, porque eso va a depender mucho de lo que pasa con el tiempo atmosférico”, agregó.

Garreaud además se refirió al concepto de “ebullición global”, utilizado hace un par de días por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. De acuerdo al director del CR2, esta idea puede llevar a la “ecoansiedad” y a que las personas asocien todos los fenómenos al cambio climático.

“Las olas de calor efectivamente son de las pocas cosas que uno puede vincular de manera muy clara al cambio climático, pero otros fenómenos… Uno prende la tele, a cualquier inundación, en cualquier parte del mundo, se le coloca el logo de cambio climático y eso usualmente no es así. El asignar a todo evento el cambio climático incluso te puedes perder el foco de acciones preventivas y más bien a nivel local”.

Por último, Garreaud aseguró que comprende “la ambición en cuanto a la reducción de emisiones, pero hay una línea complicada ahí, porque te llama más bien a la desesperanza y eventualmente a la inacción”, concluyó.

Revisa la entrevista completa aquí:

Leer en Radio Uchile.